23/05/2019
Editoriales

Audiencia Pública

Duro y a la cabeza se les fue el presidente López Obrador a los grandes empresarios, o directamente a las empresas grandotas, con el tema de sus supuestos agandalles de impuestos y concesiones… esta es la salsa que adereza diariamente las conferencias mañaneras de AMLO donde marca la agenda de todo el país, pero lo malo es que siempre trae un tema nuevo, y eso significa que todo se está quedando en periodicazos… así no se va a conseguir cambiar el país al grado de una “cuarta transformación”, pues las declaraciones son importantes pero todo tiene un dosis, ya que no se puede declarar sin estar respaldado con acciones… ¿estamos?...///

Le podría suceder la misma desgracia que sufrió nuestro señor Gobernador de Nuevo León, quien al principio caía en gracia y todos nos reíamos de sus ocurrencias, hasta le perdonamos que descubriera a los padres como los “santa closes”  de las casas… y en estos momentos, puede decir una gran verdad pero nadie se la cree, así que AMLO debiera revisar la triste historia de don Jaime Rodríguez Calderón para que aprenda una lección política… ¿no cree usted?...///

Es que en el caso de El Bronco, hay temas que no debieran ser tan complicados si los hubiese manejado con un trato normal, tal como lo han hecho todos los demás gobernadores que previamente hemos tenido… tal es el caso de las tarifas del transporte urbano, que ahora ya lo convirtió en un tema de vida o muerte para los dos lados de la cobija, pues si les aumenta la tarifa, descobija a su gobierno ante la embestida que le darán sus opositores… pero si no lo hace (incrementar tarifas) del lado de la cobija de los empresarios saldrán chispas y no vemos solución al eventual desabasto del servicio de transporte urbano… gulp y recontra gulp…////