07/Dec/2019
Editoriales

Una ciencia oportuna

Empezando el siglo XX se conoció una importante noticia: La Pelagra, enfermedad típica de gente pobre, es debida a una carencia vitamínica. Sin embargo, un estudio posterior en diez años vino a “probar” que la enfermedad era de origen genético.

Para Charles Davenport (1866-1944), eugenista (el eugenismo postula la mejora cualitativa biológica, frente a la mejora moral y económica), y principal autor de este estudio, los pobres estaban enfermos debido de sus genes y no a causa de una deficiencia alimenticia. Así pues, era inútil establecer un salario mínimo para que pudiesen alimentarse correctamente.